¿Cuál es la edad de tu bibliografía?

Les pedí a mis estudiantes grabar un video ambientado según la edad promedio de la bibliografía que han leído en la Universidad. ¡Los resultados son extremadamente divertidos!



Ve aquí los videos ¿Cuál es la edad de tu bibliografía?

Por Rosario Rogel-Salazar @rosariorogel

En el ámbito educativo, actualmente, nos encontramos en un formato de Educación Remota de Emergencia, derivado de la contingencia sanitaria por #COVID19, no sabemos si este semestre podamos regresar a las aulas pero, mientras tanto, hacemos lo que se puede para no aburrirnos.

En lo que va de este semestre (2020B), he tenido oportunidad de conocer a mis estudiantes de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Autónoma del Estado de México solamente a través de medios digitales, y si bien los ámbitos virtuales no tienen la calidez que se puede llegar a experimentar en la educación presencial, también es cierto que se pueden lograr experiencias significativas; y estoy segura que ésta que aquí les relato, lo ha sido.

La semana pasada, justamente posterior a que mis alumnos se registraron en un Grupo Abierto de Zotero que habilitamos para compartir la bibliografía del curso que estaremos anotando en abierto con la herramienta Hypothes.is, aproveché para preguntarles acerca de los soportes en los cuales han leído la mayor parte de su bibliografía a lo largo de su formación universitaria. Es decir: libros, revistas, documentos en papel, en fotocopias, en soporte digital y qué tipo de soporte digital; es decir, textos nativos web, o textos escaneados y qué tipo de escaneo. Esto era importante pues me interesaba explicarles porqué razón algunos textos no se podrían anotar en web.

El silencio invadió el aula virtual. Por ahí alguien tímidamente dijo que había leído fundamentalmente fotocopias. Sin embargo, yo insistí –En el marco de la contingencia que nos tiene sin poder acudir a la Universidad ¿Cómo es que tienen acceso a las lecturas de sus cursos? –Los profesores suben las lecturas a la nube –contestó alguien.

Sí, en su mayoría es el mismo mecanismo de las fotocopias, pero llevado al ámbito virtual. Fragmentos de libros, artículos de revistas y otro tipo de documentos que se escanean y se comparten por algún sistema de almacenamiento web. Ello me llevó a pensar, irremediablemente, en la edad promedio de esa bibliografía escaneada y subida a la nube.

Que en la educación presencial nuestros alumnos de Ciencias Sociales se formen fundamentalmente con fotocopias de libros es una cosa, pero que estando en un contexto de educación medida por tecnologías no usemos recursos de información web es algo que llama poderosamente la atención. ¿No podríamos recurrir a textos que se localizan en web, ya sea en Acceso Abierto, o bien aquellos a los que tenemos acceso a través de la Biblioteca Digital de nuestra Universidad –y cuyo mantenimiento cuesta una fortuna?

Les propuse a los chicos un reto, pues porque ¿a quién no le gustan los retos cuando es joven?

Les pedí que revisaran la bibliografía (libros, revistas, documentos) que han leído a lo largo de su trayectoria como estudiantes universitarios –la gran mayoría cursa quinto o sexto semestre de las licenciaturas en Ciencias Políticas y Administración Pública, Sociología y Comunicación– y que, posterior a ello, obtuvieran el promedio de edad de la bibliografía; además, les pedí que identificaran el soporte en el que han leído dicho textos: impresos, fotocopias o digitales.

¡Ojo! No deberían considerar fechas de reedición o reimpresión de los materiales, sino la fecha de la primera edición de cada libro; por ejemplo, si han leído El Capital de Karl Marx, no señalar la edición de 2014 del Fondo de Cultura Económica, sino la fecha en que dicho texto fue escrito, es decir, 1894. Esto con la intención de diferenciar textos clásicos, de los textos de coyuntura, que eventualmente podrían estar desactualizados.

Posterior a que hubieran identificado la edad de la bibliografía y los soportes en los cuales han leído, les propuse que grabaran un video en Flipgrid comentando sus resultados. El reto era justamente ambientar dicho video acorde a la época del promedio de la edad de la bibliografía que han leído.

¡El resultado fue, sencillamente espectacular!

Los jóvenes hicieron un verdadero derroche de imaginación, ambientaron sus videos con todo tipo de artefactos: música, vestimenta, sonidos, locaciones. Recurrieron al apoyo de sus hermanos, tíos, de sus padres… ¡Y hasta de sus abuelos! En todos los casos dieron los créditos necesarios de música e imágenes, porque si en algo hemos insistido a lo largo del curso, es en la importancia de respetar los Derechos de Autor.

En promedio, casi todos coincidieron en que sus bibliografías responden a una realidad que va de 1980 a 1990, con algunos textos mucho más antiguos –generalmente textos clásicos de cada disciplina– y los más recientes de 2017.

Ve aquí los videos ¿Cuál es la edad de tu bibliografía?

Estoy absolutamente orgullosa de mis estudiantes, lograron profundas y, a la vez, divertidas reflexiones acerca de la importancia de leer a los clásicos, pero también de la necesidad de actualizar la bibliografía en temas de coyuntura; quedando este trabajo no tanto como responsabilidad exclusiva de sus profesores (¡que sin duda lo es!), sino también como parte de sus compromisos autodidactas, más aún en un contexto de educación mediada por tecnologías.

¡Los resultados son, sencillamente maravillosos! Si no me creen… solo pasen y vean. Todos los videos son buenos, ingeniosos, naturales y divertidos. Les apuesto que les arrancarán más de una carcajada. No puedo hacer una selección de cuáles son los mejores, porque estaría faltando a la verdad. ¡Ellos son los mejores! Son los mejores estudiantes del mundo, porque a pesar de las difíciles circunstancias, están logrando sacar a flote este semestre.

Los videos están grabados en Flipgrid, herramienta que se puede conectar con la mayor parte de las plataformas de gestión educativa (LMS). Los pueden ver y comentar ya sea en Flipgrid, en este Blog o comentarnos en twitter con el hashtag #ShareKnowledge

Los alumnos de este curso crearon la cuenta de twitter @cualitativas; pero, la verdad, la usan poco, lo que sí está divertido es que crearon una lista en twitter donde siguen a los académicos que –dicen– les parecen interesantes, pasa y ve si estás en la lista.

@rosariorogel

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s